CUANDO UN CRISTIANO SE ENCONTRÓ CON UN EXTRAÑO EN EL CAMINO

Un hermano que comienza a congregarse con nosotros, me hizo hace pocos días una pregunta muy interesante, y la pregunta fue:

¿Qué significa la figura del pez con las letras que tienen en el logo de la congregación?

Esta pregunta me la han hecho ya varias personas dentro y fuera de la congregación, y me imagino que en algún momento quienes visitan nuestro sitio Web o redes sociales, también se han preguntado lo mismo al ver el logo en todas las plataformas, así que para traer una respuesta más amplia y para todos, decidí realizar este artículo al respecto.

El inicio de los seguidores de Jesús Cristo, el hijo humano de Dios, y la expansión de la fe cristiana fueron muy difíciles, más si tomamos en cuenta que el propio fundador Jesús, fue crucificado cruelmente.

Luego de la resurrección y ascensión de Jesús al cielo, los apóstoles y discípulos fueron inmediatamente perseguidos, encarcelados y asesinados de forma brutal por predicar el evangelio y la autoridad de Jesús.

Por lo tanto, en los primeros siglos, los cristianos no podían revelar abiertamente su fe, ya que corrían el peligro de ser perseguidos, ejecutados o lanzados a las fieras para que los destrozaran ferozmente. Esto forzó a los seguidores de Jesús a vivir su fe de forma prácticamente clandestina.

Fueron exiliados y esparcidos por todas las ciudades; pero nunca dejaron de confesar su fe y de reunirse en las casas, en cavernas, siempre por donde iban anunciaban el evangelio del reino de Dios y la autoridad de Jesús el Cristo (Hechos 8:12).

En un contexto de tanta persecución y crueldad por el simple hecho de ser alumno de Jesús, surgían dudas en cuanto a cómo hacer para saber si otra persona con la que nos encontramos en el camino es cristiana también, sin correr el riesgo de ser descubierto y acabar en la cárcel o asesinado.

Entonces, además de tomar las precauciones más evidentes, como informarse sobre los demás antes de hablar o tratar con ellos si era posible, los primeros cristianos empezaron a utilizar “códigos” para confirmar si se encontraban ante una persona que compartía su fe en Jesús y para comunicarse entre ellos.

Cabe señalar, que la iglesia primitiva nunca utilizó como símbolo la cruz. Para ellos, este conservaba un significado funesto y representaba un método de tortura especialmente muy doloroso, por el que no podía utilizarse para representar al hijo de Dios.

Así fue como empezaron a usar el símbolo secreto del Ichthys o Ichthus, palabra que en griego antiguo (ΙΧΘΥΣ) significa pez.

La forma en como funcionaba dicho símbolo era así: se dice que cuando un cristiano se encontraba con un extraño, el primer cristiano dibujaba un arco a la mitad del símbolo del pez en la arena. El extraño debía dibujar la otra mitad del arco para mostrar que también era un cristiano; si así lo hacía, ambos se daban cuenta de que estaban frente a un seguidor de Jesús que conocía el “símbolo secreto” cristiano.

Este símbolo servía para identificarse y señalar los lugares de reunión seguros durante el tiempo de persecución realizada por el imperio romano, que se oponía que existiera otro rey que no fuera el César, pues los cristianos de la iglesia primitiva estaban claros de que el hombre Jesús volvería por segunda vez a gobernar y establecer el reino de Dios aquí en la tierra y así lo anunciaban. El solo hecho de pensar en esa idea, ponía con temor al imperio romano.

El pez es un símbolo recurrente en el Nuevo Testamento al igual que el pescador, y también una comida que, al parecer, era muy popular entre las comunidades cristianas de la época.

Sin embargo, te preguntarás, ¿por qué la figura de un pez?

Porque con las letras que forman la palabra pez en griego (ΙΧΘΥΣ), ellos formaban un acróstico con cada inicial de la expresión (en griego antiguo: Iησοῦς Χριστός, Θεοῦ ͑Υιός, Σωτήρ).

Ι (Iota): Letra inicial de la palabra griega Iησοῦς: Jesús.
Χ (ji): Letra inicial de la palabra griega Χριστός: Cristo.
Θ (Theta): Letra inicial de la palabra griega Θεοῦ: Dios.
Υ (Ípsilon): Letra inicial de la palabra griega Ὑἱός: Hijo.
Σ (Sigma): Letra inicial de la palabra griega Σωτήρ: Salvador.

Iesous Christos Theou Yios Soter, que significa: Jesús Cristo, Hijo de Dios, Salvador.

Acróstico: IXΘΥΣ

Existen también dos teorías por la que usaron el símbolo cristiano del pez. La primera tiene que ver con los eventos de Jesús que incluyen a los peces:

  • La multiplicación de los panes y los peces. (Marcos 6:35-44).
  • La pesca milagrosa. (Lucas 5:1-6).
  • El estatero (antigua moneda griega) en la boca de un pescado. (Mateo 17:27).
  • El pescado asado comido por Jesús después de su resurrección. (Juan 21:9-11).

La segunda teoría tiene que ver con la forma en la que Jesús les dio un nombre a sus discípulos al llamarlos pescadores de hombres.

«Jesús les dijo: Síganme, y yo los haré pescadores de hombres. Inmediatamente ellos dejaron ahí sus redes y lo siguieron» (Mateo 4:19-20).

Además de ser un símbolo secreto para reconocerse en la clandestinidad, el acróstico era también una proclamación de fe, que reconocía a Jesús como el hombre ungido, hijo de Dios.

Así el símbolo del pez es uno de los iconos cristianos más antiguos y recordados del cristianismo. Sin duda alguna el acróstico más famoso de la historia es la aclamación en griego para: «Jesús Cristo, Hijo de Dios, Salvador», que deletrea IXΘΥΣ.

Aunque poco a poco y con el pasar del tiempo el símbolo del pez y su significado se han venido perdiendo, en la actualidad se sigue usando la figura del pez y el acróstico, para muestra el logo de nuestra congregación.

Vale la pena recordar la vida de los apóstoles y los cristianos de la iglesia primitiva, que dieron su vida por la causa del evangelio, por no someterse a confesar otra fe, que no fuera la fe de Jesús. Ellos son una inspiración y un ejemplo a nosotros los seguidores de Jesús, para perseverar firmes y constantes, sabiendo que nuestro trabajo en la obra del Señor no es en vano. (1 Corintios 15:58).

Siempre es bueno tener presente que lo que hoy padecemos como cristianos, no se compara ni se acerca siquiera a lo que los primeros cristianos padecieron por amor a Dios y a su hijo Jesús.

Ahora sí, ya nuestro nuevo hermano y usted estimado lector, saben lo que significa el logo de nuestra congregación y lo que representaba en la época que empezó a propagarse el evangelio de Dios y la autoridad de su ungido Jesús, por todo el mundo conocido de ese entonces.

Como siempre, es un gusto que nos lean, si has aprendido algo y este artículo te ha ayudado, comparte con otros para que sea de ayuda a ellos también.

«Gracia y paz les sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro señor Jesús» (2 Pedro 1:2).

Comparte y bendice a otros:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *